IMAGEN Y AUTOCONCEPTO

Coaching para cambiar tu relación con la comida y mejorar tu autoestima y tu bienestar

CÓMO FORMAMOS NUESTRA IMAGEN

Me gustaría que pensaras un momento en cuántas veces te has criticado delante del espejo. ¿Cuántas veces te comparas con otras mujeres cuando vas por las calles? Siempre tienen las piernas más largas, el vientre más plano o las caderas más estrechas.

Nuestro Autoconcepto y la Imagen que refleja

Una definición rápida: el autoconcepto es la imagen que tenemos de nosotros mismos. No se trata de una imagen solamente visual, sino de un conjunto de ideas sobre nosotros mismos que creemos que nos definen. Según sea nuestro autoconcepto, percibiremos una imagen fiel o distorsionada de nuestra imagen.

Por lo anterior, quiero que pienses en el cuerpo como un reflejo de cómo te tratas a ti misma. Si te exiges mucho, si actúas desde el desprecio a algo tan tuyo como tu cuerpo, nunca vas a sentirte realmente satisfecha. Créeme, aunque elimines esas cosas que tanto te molestan, seguirás pensando que no eres suficiente.

Porque ahí está la clave: en el fondo consideras que tal y como eres, no eres suficiente.

Esto es lo que me gustaría trabajar contigo.

La influencia del entorno en la Imagen y Autoconcepto

Nuestras familias, nuestros amigos, los profesores del colegio, compañeros de trabajo, nos han catalogado desde pequeños. Hemos asumido un conjunto de rasgos que creemos que nos definen y actuamos conforme a ellos, sin cuestionarnos si son reales o si queremos seguir definiéndonos con ellos.

Esos rasgos e ideas que los demás han definido sobre nosotros y que “nos hemos creído”, más las ideas propias que tenemos de nosotros mismos forman el conjunto de nuestra imagen y autoconcepto.

Muchas mujeres se sienten mal acerca de su cuerpo porque no es como creen que debería de ser, o no es como fue en otro momento de su vida. Y ahí está la cuestión, que no sabemos vivir cada etapa con lo que viene, apreciar todo lo bueno y valioso que hay en nosotras. Nos machacamos con exigencias que no nos hacen conseguir nada bueno para nosotras, más bien nos paralizan y boicotean.

Ejercicio de Autoimagen

 

Te invito a que hagas una lista con las diez características que más te definen. Tanto psíquica como físicamente. Esta es la columna del “YO SOY”.

Haz otra columna con aquellas características que podían configurar todo lo que “NO SOY”.

Reflexiona sobre cada una de ellas, las emociones que te hacen sentir y cómo te llevan a actuar.

Yo Quiero Ser

Después, empieza un diálogo contigo misma, pregúntate si realmente eres todo lo que crees ser, y si tienes o no algunas de las características de la categoría del NO SOY.

Ahora quiero que hagas una lista con los adjetivos para otra columna: YO QUIERO SER.

Quiero que pienses en todo, en la emoción que te hace sentir cada uno de estos adjetivos, las acciones que llevan vinculadas, la manera en que se expresan.

Ahí es donde tenemos que trabajar.

Busca nuevas características que te definan.

Deja de criticarte, silencia esa voz

Y ahora sólo quiero que hagas una cosa más.

Durante un solo día NO TE CRITIQUES. En serio, inténtalo. Si de repente tienes un pensamiento de juicio hacia ti misma, no pasa nada. Sencillamente, no te lo creas. Piensa: Esto no me va llevar a la felicidad y no va a conseguir que saque lo mejor de mí. Así que déjalo pasar. No te lo creas, ignóralo.

Y luego cuéntame todas las cosas buenas que te ha traído tu día sin críticas. Los resultados pueden ser maravillosos si te acostumbras a ser la persona que más te apoya. Sé siempre tu mejor aliada.

Estoy deseando conocerte y que juntas logremos ser mujeres más plenas y seguras de nosotras mismas.