AUTOESTIMA CORPORAL

Coaching para cambiar tu relación con la comida y mejorar tu autoestima y tu bienestar

¿QUÉ ES LA AUTOESTIMA? ¿TE QUIERES?

La autoestima es la evaluación que uno hace de sí mismo. Esa evaluación es el resultado de un conjunto de percepciones, pensamientos, sentimientos acerca de nosotros mismos y por ello la autoestima está tan vinculada al amor que sentimos hacia nuestra persona.

¿Y la Autoestima Corporal?

La autoestima corporal implica la valoración emocional que hacemos de nuestro cuerpo. Es decir, incluye todas las partes que amamos y odiamos de nuestro cuerpo, y qué nivel de rechazo y satisfacción nos produce cada una de ellas.

Es decir, tal vez una persona a la que no le agrandan algunas partes de su cuerpo o su cuerpo en general. Esto puede generar un nivel de malestar que afecta en su día a día, le provoca inseguridad o le disuade de practicar algunas de sus actividades favoritas.

Vive tu Cuerpo sin juicios

Hay otras personas a las que el rechazo hacia su cuerpo les genera una carga más difícil de llevar. Te miras en el espejo y te criticas, te vistes para tapar aquellas cosas que te desagradan de ti misma y te comparas con otras mujeres. Y todo ello sin poner en valor aquellas cosas que SÍ AMAS de ti misma. 

Si todo lo que sentimos hacia nuestro cuerpo es rechazo, jamás lo vamos a querer cuidar y respetar. Con eso estamos boicoteando el único camino que existe para tener una relación saludable con la comida, con nuestro cuerpo y con nuestra propia imagen.

MI PROPUESTA

Primero, relativizar esos “defectos” que tanto nos molestan. Pensar que somos bellas tal y como somos. Que lo más importante de una persona es esa energía que desprende hacia el exterior. Estar contento contigo mismo será la mejor manera de irradiar esa energía positiva.

En segundo lugar, trabajar con las cosas que sí te gustan de ti. Ponerlas en valor y, por cada comentario negativo hacia ti misma, recordarte uno positivo.

Y en tercer lugar, trabajar tu diálogo interno en relación con tu cuerpo. El desprecio hacia nuestra propia imagen genera ansiedad e «incomodidad emocional”, como si no soportáramos ser lo que somos, como una necesidad de que las cosas cambien YA.

¿Coaching de Imagen o Nutricional?

Un cerebro que no tiene una relación saludable con la comida, ¿sabes en qué piensa cuando siente ansiedad? Correcto: ¡EN MÁS COMIDA! Desde luego no piensas en disfrutar de lo que estás haciendo en el momento presente, ni en cuidarte por medio de la alimentación o en salir a caminar o hacer algo de deporte.

Hay mujeres que se ponen como objetivo perder peso porque no están felices con sus cuerpos y autoimagen. Esto les lleva a que su autoestima, tanto la general como la corporal, se vea afectada.

En esos casos sería muy probable que no se necesite Coaching Nutricional, sino Coaching de Imagen «a secas». Por esto es tan importante valorar primero la situación particular de cada persona, a través de una sesión gratuita.

Por qué Coaching de Imagen y Nutricional conmigo

El desprecio hacia tu propia imagen lo único que hace es dificultar el camino hacia una situación física y emocional que sea más satisfactoria para ti. Por eso es importante trabajar los pensamientos y creencias acerca de nuestro cuerpo, además de reducir su carga emocional. 

Plantearemos pequeños cambios en tu rutina diaria, que tú misma te propondrás, en los aspectos que quieras: alimentación, deportivos, de autocuidado…etc., para que el trabajo a nivel de pensamientos, creencias y emociones no quede en la teoría y vayas viendo cambios a nivel práctico, que te vayan motivando y te hagan sentir que controlas cada vez mejor tu salud, tu imagen y tu cuerpo. 

No será un control desde la restricción, sino desde las ganas de sentirte cada vez mejor contigo y con tu vida.

Estoy deseando conocerte y que juntas logremos ser mujeres más plenas y seguras de nosotras mismas.